Hay dos clases de sacrificios: los correctos y los míos.

GM Mikhail Tal